UpinoN

Cartas de nuestros lectores

 

Palmira, Febrero 02 de 2006

COMUNICADO No. 1

Como Representantes de Profesores en la Sede de Palmira hemos sido testigos activos de la apertura de diálogo por parte de las Directivas de la Universidad Nacional de Colombia, ante la valiente posición adoptada por la comunidad académica para reclamar sus derechos explícitos en todos los Acuerdos y Estatutos Generales, a participar en las reformas.

Consideramos que estos espacios reclamados tan largamente constituyen una posibilidad de prepararnos y dejar escuchar nuestras posiciones en torno a un tema que no ha sido debidamente debatido, de allí que nuestra posición haya estado enmarcada en torno a los acuerdos logrados en la Asamblea Triestamentaria como coordinadora nacional del movimiento.

La contextualización que se ha iniciado recogiendo las voces de diferentes Académicos de la Universidad Nacional de Colombia, quienes a través de su palabra escrita en esos denominados Cuadernos de la Triestamentaria, entre otros documentos revisados, han permitido ilustrarnos que no es uno, ni dos docentes, concentrados en una o dos facultades, si no que ha sido un clamor y un número considerable de talentos universitarios pensadores de la academia desde diferentes disciplinas y profesiones, quienes coinciden en señalar los riesgos de aceptar las Reformas como han sido concebidas y aprobadas por las actuales directivas. La mirada visionaria de algunos de ellos permite seguir paso a paso la red que gira en torno a las Reformas.

El convencimiento a través del debate en las llamadas jornadas académicas que hemos adelantado, nos ha permitido ganar claridad y conciencia de la vinculación de la reforma académica con las políticas de globalización y neoliberalismo como única opción considerada por el gobierno, olvidando la existencia de otras corrientes de pensamiento.

Al mismo tiempo, han permitido ganar claridad que no se trata de enfrascarnos en hacer únicamente una crítica de los planes de estudio que se han elaborado siguiendo los lineamientos de la reforma académica, si no que estamos ante un problema de fondo con profundas implicaciones en la concepción de autonomía universitaria, la misión y visión de la Universidad Nacional de Colombia y la materialización de toda una filosofía y una política en la llamada reforma curricular.

Cuando se aborda el estudio del Acuerdo 11 y 037/05 del Consejo Superior Universitario con una mirada contextualizada se logran entender los verdaderos alcances de la Asamblea Triestamentaria. Reclamamos la derogación de los Acuerdos por constituir el marco filosófico, político, estratégico y jurídico. Fundamentos de las Reformas impuestas y con ellas se disminuye la participación democrática y la calidad de la formación académica.

Es necesario que en los diferentes espacios se continúe la discusión del estatuto de personal Académico y demás documentos concebidos para dotar de “dientes” a esta reforma académica y se aprovechen al máximo los sitios de construcción de pensamiento crítico, razón de ser de una institución pública como la Universidad Nacional de Colombia.

A nuestros compañeros docentes que inician su camino en la Universidad a través del Concurso 2017, abierto para dar continuidad a una idea de renovación generacional y captación de talentos emprendida a través del proyecto “Generación 125 años” adelantado en la década del 90, los invitamos para que se vinculen a este proceso de aprendizaje de lo institucional con la mirada con que se emprende una investigación: ánimo desprevenido, búsqueda de muchas y variadas formas de ver el problema, espíritu desapasionado para oír a todos sin señalamientos prejuiciosos, constantes interrogatorios y espíritu apasionado para integrarse a esta comunidad universitaria. Recuerden que en un futuro cercano serán los encargados de dar continuidad a ese proyecto educativo de Estado llamado Universidad Nacional de Colombia, que trasciende gobiernos nacionales e institucionales y es el encargado de hacer realidad el concepto de Universidad pública, autónoma, crítica y deliberante, temas de la misión, naturaleza y fines que ocupan la atención de la comunidad universitaria empeñada hoy en su defensa.

Hacemos un llamado a nuestros compañeros para aprovechar este momento único de cualificación y ejercer su derecho al conocimiento de lo que ha sido, es y será la Universidad Nacional de Colombia donde su palabra tiene carácter vinculante.

Palmira, Febrero 08 de 2006


 

 

COMUNICADO No. 2

Durante los días 3 y 4 del mes de Febrero, en la ciudad de Bogotá se realizó la reunión del Comité Nacional de Representantes Profesorales. Allí, continuando con la problemática de la reforma académica se discutieron los siguientes temas: Elección de Rector y Decanos, Claustros y Colegiaturas, conceptos previos sobre modificación del Acuerdo 011 de 2005 de Consejo Superior Universitario en lo pertinente a planta de profesores de institutos, situación de pensiones en la Universidad Nacional, fallo del Consejo de Estado sala de lo contencioso administrativo, en lo referente suspensión del Artículo 1 de la Resolución 017/05 expedida por la Rectoría, entre otros temas.

En dicha reunión se nos entregó copia de la sentencia del Consejo de Estado (radicación 110010324) a través de la cual, fue suspendido el requisito de ser profesor asociado para aspirar a los cargos de representación profesoral, confirmando el sentimiento expresado por un sector significativo del profesorado. Esta exigencia ilegítima e ilegal iba en contravía con los derechos fundamentales establecidos en la Constitución de 1991, pues coartaba el derecho que tiene cualquier ciudadano, independiente del rango dentro de una comunidad, para ejercer representación de la misma.

La desconfianza generada por la actual administración dentro de la comunidad académica, confirmada en el caso de la sentencia, nos lleva a solicitar que las decisiones de los Claustros y Colegiaturas sean vinculantes, pues al no escucharse el sentir de una comunidad y dejar que se avance hasta instancias diferentes al seno universitario, hace que se generen este tipo de sentencias, proferidas a la luz de la historia reciente (últimos 15 años), de la cual la Universidad Nacional de Colombia, como Institución del Estado debe ser ejemplo en acoger y promulgar los logros de la democracia participativa trazados por la Constitución del 91.

Una vez más el Comité Nacional de Representantes Profesorales rechaza la elección de Rector y Decanos con los mecanismos establecidos en el Acuerdo 11/05 y Acuerdo 022/04 y solicita que esta designación se realice con ternas elaboradas con base en las calidades académicas de los aspirantes y análisis de los programas de trabajo propuestos, como resultado de una consulta secreta, libre y democrática de los estamentos profesorales y estudiantiles. De la misma manera este Comité solicita la eliminación de la potestad de adicionar cuarto nombre por parte del Rector de la Universidad Nacional para la elección de Decanos, Directores de Centro e Institutos. Que se respete la voluntad de cada Facultad con base en la consulta democrática.

En las Asambleas de Profesores que se han realizado en esta Sede se ha hecho evidente una serie de problemas entre los cuales se resaltan: falta de profesores de tiempo completo y dedicación exclusiva en asignaturas fundamentales de las distintas carreras, concentración de carga académica en algunos departamentos como Ciencias Básicas, Biológicas, Diseño e Ingeniería, incremento excesivo de profesores de hora cátedra con bajos salarios, reducción de presupuesto para investigación y extensión solidaria, inequidad en el reparto de presupuesto para investigación, concentración de funciones administrativas en pocos profesores, disminución de los cursos de profundización sin estar vigente el Acuerdo 037/05 de Consejo Superior Universitario, con lo cual se confirma el estilo de esta administración que ha puesto en marcha acciones y actividades aún no aprobadas, por recomendación de las directivas centrales, suspensión de las promociones de profesores y otorgamiento de dedicaciones exclusivas, al igual que los permisos remunerados para adelantar estudios en el exterior. Todos estos temas debemos abordarlos como docentes, de manera paralela a los temas en discusión propuestos por la Triestamentaria.

Para una discusión argumentada en los Claustros y Colegiaturas les recordamos a los profesores la lectura de los Cuadernos producidos por el Movimiento Triestamentario. En el Cuaderno No. 7 (último) aparece una reflexión sobre la Misión de la Universidad y nos permite entender cómo la reforma académica aprobada para la Universidad Nacional de Colombia tiene un marco político que se legaliza a través de los Acuerdos 011, 037, 016 y Resoluciones complementarias, al igual que en el Estatuto de Personal Académico, razones que nos llevan a insistir en la necesidad de su derogatoria.

Palmira, Febrero 16 de 2006


 

 

COMUNICADO No. 3

El jueves de la semana pasada (9 de febrero) se realizó en la Sede una jornada académica preparatoria de Claustros y Colegiaturas, en la cual participaron profesores y estudiantes. Allí se presentaron informes por parte de los Departamentos de las dos facultades existentes (Ciencias Agropecuarias e Ingeniería y Administración) sobre las reuniones preliminares adelantadas por cada uno de ellos. Inicialmente se había programado para las horas de la mañana, sin embargo, la complejidad de los temas abordados en torno a la reforma académica llevaron a que la comunidad solicitara que se prolongara hasta las horas de la tarde.

Fue evidente la seriedad con que la comunidad ha abordado este ejercicio y la necesidad de mayor tiempo para analizar la situación actual de la Universidad, la Reforma Académica y los Acuerdos que le dan soporte como el Acuerdo 011/05 (Estatuto General de la Universidad Nacional), Acuerdo 037/05 (Reglamentación de Planes Curriculares), Acuerdo 016/05 (Estatuto de Personal Académico) y Acuerdo 001/05 (Trabajos de grado), entre otros.

En una primera aproximación se observa, por lo expuesto por la mayoría de los Departamentos, coincidencia en considerar lesivos para la Universidad los Acuerdos antes mencionados. La concentración de poder en el Rector, acompañada de la pérdida de autonomía por parte de las Sedes, la inconveniencia del nombramiento de Rector y Decanos por los mecanismos vigentes (Acuerdo 011/05) y de aceptar reformas curriculares para el pregrado (Acuerdo 037/05),  en las cuales se implementan planes de estudio concebidos en “tiempo récord”, dentro de un falso concepto de eficiencia, sin dar oportunidad para el debate, la contextualización y la participación de actores académicos internos y externos, partiendo del concepto de competencias como fin, cuando en realidad son un medio. Es importante que los documentos generados por los Departamentos (Actas de las reuniones) se sigan estudiando y se conviertan en insumo para Claustros y Colegiaturas, teniendo en cuenta que en ellos se hace explícito el sentir de los docentes. Igualmente que se tenga en cuenta el acta generada en la mencionada reunión, en la cual debió quedar plasmada la opinión de los estudiantes.

El documento generado en el Comité Nacional de Representantes Profesorales adelantado en la ciudad de Bogotá, durante los días 3 y 4 de febrero de 2006, en torno al proceso de designación de Rector, Decanos y demás directivos, en el cual se solicita que el mecanismo para tal designación esté basado en “la conformación de ternas de candidatos de acuerdo con las calidades académicas y programas de trabajo propuestos, y como resultado de la consulta secreta, libre y democrática de los estamentos profesoral y estudiantil, como mecanismo viable en la actualidad y que daría salida a una situación potencialmente conflictiva…”, ha generado reacciones desfasadas del espíritu de la solicitud, puesto que la frase subrayada en ningún momento constituye un “mensaje subliminal de amenaza” como ha sido señalado, si no que por el contrario, reconoce la situación de crisis, de conflicto y de gobernabilidad que atraviesa la institución en los últimos años. El llamado entonces es a ubicar el comunicado en su verdadera dimensión de petición de participación democrática.

Acerca de la participación democrática e incluyente, vale la pena resaltar la noticia del diario “EL TIEMPO (14 de febrero de 2006) en su sección NACIÓN. Con gran titular destaca: “Crisis en la U. del Atlántico no da más”. En un aparte de la noticia titulado “60 años en la costa” el mismo diario señala a la U. del Atlántico como una de las instituciones de educación superior más importantes de los Departamentos de la Costa Caribe, con 60 años de historia. Menciona las 10 Facultades, los 34 Programas de Pregrado y los 16 de Posgrado con que cuenta actualmente y los 14.000 estudiantes (año 2006), de los cuales, el 90% según el mismo diario pertenecen a los estratos 1, 2 y 3. Por lo visto, estas cifras no conmueven al Viceministro de Educación quién no duda en calificar la situación de la Universidad del Atlántico como un caso de “Desgreño administrativo” y junto con el Ministerio de Hacienda no descartan “el tema de la liquidación teniendo en cuenta “su inviabilidad” (subrayado nuestro).

¿No será que detrás de ese aparente “desgreño administrativo” existen POLÍTICAS ESTATALES PARA ACABAR CON LA EDUCACIÓN PÚBLICA?. Porque si no, ¿cómo podría entenderse lo que a renglón seguido señala el Viceministro: ... “de realizarse este proceso (la liquidación) no se dará un cierre a la institución ni la suspensión de la prestación de servicio a los 14.000 estudiantes”?, ¿En que se convertirá entonces la Universidad del Atlántico?.

Con problemas similares en cuanto a pasivos pensionales y otros del ámbito académico y administrativo, no correrá la Universidad Nacional de Colombia con la misma suerte?.

¿No será acaso la llamada Reforma Académica el preludio para facilitar el tránsito de la Universidad Nacional de Colombia hacia la privatización?...Según Miñana (Cuaderno No. 7 del Movimiento Triestamentario, Enero/06): “La Reforma Académica de la Universidad Nacional, propuesta por el profesor Marco Palacios no es sino la implementación literal de los lineamientos del BID para los países de América Latina y el Caribe establecidos en 1997. Un cambio tan importante como el que se está proponiendo y que modifica la misión que la sociedad colombiana asignó desde su fundación a la UN, requiere un consenso amplio, no sólo de la comunidad universitaria, que es la que se comprometería con dicho cambio, sino del país y de los ciudadanos que van a ser también afectados en la forma como se van a reorientar los recursos públicos para la educación superior, especialmente los de los estratos 1 a 4 que aspiran a estudiar en las Universidades Públicas”.

Como Comité de Representantes de Profesores de la Sede consideramos importante que se generen espacios amplios y sin presiones para los Claustros y Colegiaturas, al menos un día a la semana como se ha aprobado en diferentes instancias colegiadas y gremiales. Estos son espacios ganados por la comunidad académica.

Palmira, febrero 23 de 2006


 

 

Comunicado No. 4

En nuestro deseo de mantener una comunicación permanente con los profesores y estudiantes en la Sede, hacemos un esfuerzo para publicar este órgano semanal, en el cual se comentan los principales sucesos en torno a la Reforma Académica de la Universidad Nacional y otros temas relacionados.

Es importante que ejerzamos función como veedores del quehacer en la institución. En reunión del Consejo de Sede adelantada durante los días 10 y 13 de febrero/06, se acordó que las actas emanadas sean colocadas en la red para conocimiento público. Igual esperamos que suceda con las actas de los Consejos de las Facultades de Ciencias Agropecuarias e Ingeniería y Administración. Se solicitó también que el informe de gestión anual presentado por la Vicerrectoría, esté disponible en la red para consulta de la comunidad académica. Una copia impresa del mismo reposa en la Secretaría de Sede, donde puede ser consultada.

Como es de conocimiento público, en la semana pasada finalizó la inscripción de los candidatos a Rector. Los inscritos fueron los profesores: Myriam Jimeno Jaramillo, Dolly Montoya, Daniel Bogoya, Pedro Hernández y Moisés Wasserman. Compartimos con el Comité Nacional de Representantes de Profesores que la participación en su elección debe darse de manera democrática.

A través del Decreto 386 de febrero 8/06 se estableció el incremento salarial
para los empleados públicos docentes de las universidades estatales y oficiales,
aplicables a partir de enero 1/06. Aquellos que no lo conozcan pueden consultarlo
en el correo de APUN ([email protected]l.com).

En el documento “Presupuesto unal un modelo desconocido” Elkin Alonso Cortés Marín, Profesor Titular de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín cita cifras presupuestales que a todos nos interesan y que transcribimos textualmente para que sean interpretadas y nos hagamos una idea de lo que está pasando con la universidad pública.

  • Presupuesto general de la Nación: 93 billones.
  • Monto y porcentaje de ese presupuesto destinado a la educación superior: 1,5 billones (1,6%).
  • Que el monto de lo adeudado a las Universidades Públicas, por la Nación, correspondiente al año 2004 es de: 173,2 mil millones. De dicho total a la Universidad Nacional le corresponden 49,8 mil millones (29%).
  • Monto y porcentaje de ese presupuesto destinado a la Universidad Nacional de Colombia: 0,425 billones (0,46%).
  • Porcentaje del presupuesto total de todas las universidades estatales, que representa la asignación a la Universidad Nacional: 28,0%.
  • Porcentaje en el concierto de las Universidades de orden nacional: 51,5%.
  • Hasta el año 2002, los incrementos estuvieron por encima de la inflación.
  • Durante el año 2004 fueron del 4%, cuando la inflación del 2003 reportada fue del 6,49%.
  • Para el año 2005, el presupuesto asignado es inferior en -0,45%, con inflación del 5,5% en el 2004. Con el agravante, que esa reducción solo afectó a la Universidad Nacional, ya que las demás Universidades Públicas obtuvieron más o como mínimo la base de su presupuesto partió de lo asignado para el 2004.
  • La apropiación de aportes del presupuesto de la Nación, en el periodo 2000-2004, ha crecido el 55%. De 274,8 mil millones se ha pasado a 425,9 mil millones, incluyendo pensiones.
  • La apropiación de aportes de recursos propios se ha incrementado en 352%, de 77,7 mil millones se ha pasado a 273,6 en el 2005. Lo cual no es malo, pero tiene sus riesgos, como se evidencia en el recorte del presupuesto para la Universidad, liberando supuestamente al gobierno de cumplir los mandatos vigentes.
  • De un costo de pensiones de 59,4 mil millones en 1999 se ha pasado en 2004 a 126,5 mil millones. En términos generales este rubro representa, aproximadamente el 18% del presupuesto total.
  • La Nación ha apropiado, para el 2005 un monto en pensiones de 115,5 mil millones, cuando las necesidades son mayores. Ese rubro es deficitario. De seguro con recursos propia, la Universidad tendrá que sufragar el déficit, el cual puede aproximarse a los 30.000 millones.
  • De una ejecución presupuestal de pensiones de 1.761 millones, con recursos propios, en 1999 se ha pasado a 14,3 mil millones en el 2004.
  • Para inversión en 1999, con aportes de la Nación, de 24,8 mil millones se ha pasado a 0 en el año 2004. Lo grave es que se habían asignado para ese mismo año 26,4 mil millones”. Cabe preguntarse ¿qué ha pasado en el 2006?.

 

 

PRESUPUESTO VIGENCIA 2005

(Resolución 1460 Dic 29 2004)

CONCEPTO

VALOR

% PARTICIPACIÓN

Recursos Nación

$ 310,514,639

53,45

Recursos Propios

$ 270,474,182

46,55

(Cifras en Miles de pesos)

 

PRESUPUESTO VIGENCIA 2006

(Resolución 1279 Dic 2005)

CONCEPTO

VALOR

% PARTICIPACIÓN

Recursos Nación

$ 354,425,301,323

50

Recursos Propios

$ 354,032,524,963

50

Palmira, Marzo 01 de 2006


 

 

Comunicado No. 5

Los Profesores y Estudiantes participamos en consultas en diferentes instancias académicas (Asambleas, Consejo de Facultad de Ciencias Agropecuarias, entre otros), en las cuales los resultados mayoritarios sugerían que se destinara un día cada semana para propiciar la discusión sobre la Reforma Académica. Estos resultados se llevaron a Consejo de Sede. Sin embargo, La Vicerrectora y el Director Académico (e), aduciendo el Acuerdo 040/06, realizaron una nueva consulta a nivel de departamentos y en algunas clases, con base en la cual tomaron la decisión de desconocer los resultados de las consultas anteriores, programando Claustros y Colegiaturas medio día cada semana, aún ocupando algunos espacios concertados por muchos años atrás, para actividades lúdicas, artísticas, académicas y Asambleas de Profesores y Estudiantes (Jueves de 10-12 m).

La consulta como mecanismo para toma de decisiones la consideramos muy importante. Sin embargo, para que sea democrática debe cumplir con algunos requisitos: ser concertada, que los participantes tengan acceso a diferentes fuentes de información y tomen su decisión sin coacción – en este caso, la idea agenciada por los encuestadores de que “la realización del semestre académico se ve comprometida, si se programa un día”. Por ello, se habla de consulta amañada, sin embargo, validada por la resolución No. 118 de Febrero 17/06 expedida por Vicerrectoría y Dirección Académica (¿¿??), mediante la cual se fijan las fechas para realizar los Claustros y Colegiaturas.

Llama la atención que el afán y diligencia mostrada para fijar fechas, no estuvo acompañada de la misma actitud con el fin de fijar temas para la agenda y mecanismos para lograr la participación de estudiantes y profesores ni de responsables de la coordinación. Todo lo contrario, a pesar de ser ellos los directos responsables de esta actividad, permiten que se programen salidas de campo, clases normales en esos días (tal como ha ocurrido), sin que tome ninguna medida. Esta situación consideramos hace parte de la ausencia de voluntad política para agenciar un clima académico adecuado para tan delicada labor de participación de la comunidad académica.

Sin embargo, el hecho de acudir las directivas de la Sede al mecanismo de la consulta, aunque dirigida a lograr lo que ellos llaman “consenso” (¿??), nos permite validar ante también las mismas directivas,  la consulta democrática que se hizo en la Sede en junio 2/05, en la cual, mediante voto directo y secreto, el profesorado de la Sede se pronunció acerca de los estatutos de reforma académica de la Universidad. En dicha consulta participó el 71% del profesorado habilitado y con posibilidades de participación. El 79% dijo a la derogatoria del Acuerdo 011/05, el 91% consideró que No se recogieron las opiniones y propuestas de los estamentos universitarios planteados a la Reforma Académica, el 87% consideró que la elección del Rector debe contar con la consulta directa y secreta de los estamentos universitarios. Como los hilos de la consulta no pueden moverse en un solo sentido, consideramos que estos resultados, desconocidos por el Consejo de Sede, en este momento,  quedan plenamente validados.

¿QUÉ NOS PASA COMPAÑEROS?

Transcribimos el correo electrónico que el profesor Orlando Acosta, Representante de Profesores ante Consejo Superior Universitario, dirigió al profesor Elkin Alonso Cortez, Sede Medellín: “Sobre el tema de la bonificación que fue suspendida (lo cual significa una reducción del 4% de nuestros ingresos), a pesar de que se ha informado ampliamente, no ha habido reacción alguna, excepto la suya. En el CSU he argumentado la legalidad y la justeza de la misma, en términos de la atenuación de la pérdida de poder adquisitivo del salario de los profesores y de que ella procede de recursos de funcionamiento dentro del marco de la Ley 30/92. Si no se ven reacciones en el profesorado, la señal que se está dando al gobierno es clara: ESA BONIFICACIÓN NO LA NECESITAN LOS PROFESORES. Seguiré insistiendo en que se renueve el otorgamiento de esa bonificación, pero la verdad es evidente: en el momento usted y yo estamos solos en ese propósito. Yo espero que se den acciones demostrativas y efectivas de la necesidad de restablecimiento de ese beneficio. Orlando Acosta.”

MÁS SOBRE CLAUSTROS Y COLEGIATURAS

En la reunión plenaria adelantada en el día de hoy (marzo 1/06) en torno a Claustros y Colegiaturas, los profesores y estudiantes asistentes al evento, por mayoría (un voto en contra) consideramos que es necesario ampliar el calendario del semestre en dos semanas para garantizar que esta actividad pueda realizarse conjuntamente sin traumas académicos así lo tramitaremos ante el Consejo de Sede y el Consejo Superior Universitario. También se hizo énfasis en la importancia de contribuir con los Representantes Estudiantiles en la convocatoria a los estudiantes a participar. Hacemos un llamado a los profesores para que destinen en sus clases espacios de pocos minutos para informar a los estudiantes acerca de la reforma académica. Consideramos que este ejercicio académico se aproveche también como ejercicio de formación ciudadana y construcción de sociedad civil.

Se aprobaron plenarias de profesores y estudiantes para Marzo 21, Abril 24 y Mayo 26 donde los Directores de Departamento, el Representante de los Profesores al Consejo de Sede y el Representante Estudiantil al Consejo de Sede presentarán los documentos de conclusiones. Para Marzo 21 se acogió presentar los avances sobre elecciones de Directivos, Acuerdos 011 y 037 que resulten de los Claustros de Profesores y Estudiantes. Temas generales de la agenda: Acuerdos, dinámica de la Sede, problemas salariales y de pensiones así como los que resulten de agendas internas de cada Departamento.

PREGUNTAS QUE SURGEN EN LA SEDE PALMIRA

¿Por qué todos los profesores del concurso 2017 fueron asignados en la Facultad de Ciencias Agropecuarias al Departamento de Ciencias Agrícolas al cual pertenecen la Vicerrectora y el Decano de la Facultad?.

¿Por qué se presenta un presupuesto de DIPAL asignando fondos a solo dos programas de Investigación, cuando hay aprobados otros programas?

¿Por qué no hay equidad en la Universidad Nacional de Colombia Sede Palmira?