UpinoN

Pensar y reír

 

LOS MANDAMIENTOS DEL PRESIDENTE

 

Tras una semana de 'pasión', el candidato-presidente Álvaro Uribe sacó sus armas de combate. En entrevistas de radio y televisión, el Mandatario expuso lo que parecen ser diez mandamientos para enfrentar a sus adversarios.

Todo a raíz de las publicaciones sobre presuntos actos de corrupción en su gobierno, de la crisis del DAS y los supuestos favores a líderes ‘paras’ mediante el otorgamiento de créditos y entrega de tierras, Uribe pasó de la defensa al ataque.

 

I. Siempre serás Presidente
El presidente Álvaro Uribe hace prevalecer su título de mandatario sobre el de candidato. No le gusta que lo llamen candidato y en varias ocasiones ha pedido respeto para la dignidad presidencial que ostenta, cuando lo han querido tratar como aspirante. Eso le da ventajas. “Yo tengo que hacer respetar la dignidad presidencial”, dice, cuando quiere eludir preguntas incómodas.

II. No aceptarás debates
No acepta debates con los demás candidatos para no entrar en contradicciones, no exponerse a irrespetos y mantener distancia de sus competidores. Ni siquiera menciona sus nombres en público. El rechazo más categórico a una invitación de este tipo se la dio a CNN y Caracol Televisión.

III. Eludirás preguntas
Ahora es más usual escucharle respuestas que nada tienen que ver con las preguntas que se le hacen. Por lo regular menciona logros de su gobierno en cualquier frente, cuando no quiere absolver un interrogante incómodo.

IV. Sorprenderás a los periodistas
Suele pasar de entrevistado a entrevistador para sorprender. Hace un par de semanas, en la sede de su campaña, cuando un reportero le preguntó a qué llamaba “ingresos medios de los colombianos”, Uribe le volteó el papel y terminó indagando al reportero sobre cuánto ganaba, cuál era su nivel de vida, cuántos hijos tenía, si había computador o no en casa. Esta táctica es asumida por Uribe con mucha calidez al punto de parecer simpático con los periodistas.  

V. Tendrás estadísticas siempre a la mano
Es un elemento recurrente en sus discursos y respuestas. Hace un manejo magistral de las cifras. Siempre recita estadísticas para significar logros de su gobierno que sus opositores poco desmienten. Sabe cuántos metros de pavimento ha instalado en la carretera más apartada de Nariño, cuántos niñitos reciben desayuno gratis de su gobierno en cualquier vereda o cuánto valen los puentes que construirá en todo el país. No pierde oportunidad para hacerle propaganda a su gobierno mediante la cita de cifras que sugieran avances.  

VII. Te concentrarás en radio y televisión
No concede entrevistas a medios impresos, como regla general. Concentra toda su atención en medios electrónicos (radio y televisión), donde sus respuestas no son editadas. Esto le permite decir lo que quiere y necesita y no lo que los periodistas quieren o les interesa escuchar.

VII. Pondrás la agenda
Intenta que su agenda sea también la de los medios y la del debate público. De Palacio y de su campaña salen ríos de información. Lanza datos en días y horas de mayor audiencia. Es calculador en este sentido. Sus intervenciones casi siempre coinciden con las horas en que los noticieros de televisión están al aire y genera expectativa previa para que los reporteros tengan sus cámaras encendidas.

VIII. La patria por encima del Gobierno
Suele poner la figura de la patria por encima de la de su gobierno de manera que las críticas contra su gestión puedan ser interpretadas como atentados contra la legitimidad de las instituciones y de los intereses supremos de la patria.

IX. Debilitarás a tus contradictores
Permanece atento para debilitar a sus contradictores ganando a miembros de esas filas. “Duro en el combate, generoso en la victoria”, dice. Conocidos los resultados de las elecciones de Marzo, comenzó a granjearse la confianza de muchos liberales oficialistas y del Polo derrotados para exhibirlos como trofeos.

X. No agredirás, pero...
Uribe mantiene un discurso sobre no agresión a sus contradictores, pero lanza dardos mordaces contra ellos. "Hay que contradecir las ideas, no a las personas", recomienda a sus funcionarios. Pero Uribe suele perder el control y atacar muy duro a sus detractores. “Soy muy respetuoso de los medios de comunicación y jamás les hago reclamos, pero ellos tienen que escoger si respetan la Constitución y los derechos fundamentales de las personas como el derecho a la honra o si son medios de comunicación que por vender cometen cualquier irresponsabilidad", dijo esta semana. Y del director de Semana, Alejandro Santos, dijo que es de esos que se la pasa hablando mal del gobierno en los cócteles de Bogotá