Informes:

Consejo Superior Universitario - Representación profesoral
Informe de la sesión 10

Martes 27 de Julio de 2004
Nota: El presente informe no reemplaza el acta oficialmente aprobada por el CSU

 

Asistentes

Viceministro de Educación, Rector (E), Representante del Presidente de la República, Representante de los Ex-rectores, Designado por el Consejo Académico,   Representante de los Profesores, Representante de los Estudiantes. 6/8.

Asuntos del Rector

El Rector Encargado, Profesor Ramón Fayad, hace entrega a los consejeros de sendas copias en su versión "ajustada" del Plan global de Desarrollo aprobado por el CSU en su sesión del pasado 29 de mayo de 2004. Sobre esta versión del Plan no se presentó discusión por parte de los consejeros que habían tomado parte en su aprobación. En momento posterior de la sesión, el representante profesoral suplente manifestó que en su percepción existe un gran afán por aprobar este plan, afán   que resulta incomprensible. Si bien en otras oportunidades la Universidad se podía demorar años para discutir cualquier reglamento o estatuto, ahora se impulsan reformas de manera atropellada, con asuntos que sencillamente son inviables, y sin que se haya adelantado un verdadero debate al respecto. Ante la réplica de que la información sí se ha difundido y que todos los estamentos conocen las propuestas y han tenido la oportunidad de manifestar sus desacuerdos, la representación profesoral sostuvo que lo que ha habido es un diálogo de sordos y no una sana discusión que sopese los pros y los contras de las reformas y planes. Para ello, entre otras cosas, sería necesario que el Señor Rector y su equipo asesor hicieran presencia en el campus para afrontar los debates sobre los puntos más importantes, de una manera más desprevenida y desapasionada. La percepción que tenemos es que la Universidad sí promueve discusiones y análisis, pero poco hace por recoger y construir consensos: todo lo lleva a un esquema legalista rígido (el Acuerdo, la norma) que busca estandarizar lo que no siempre es estandarizable.

Asuntos de Plenaria

Creación de la Gerencia Nacional Administrativa y Financiera. Se aprobó unánimemente el respectivo proyecto. Éste contempla la integración de varias dependencias del nivel Sede Bogotá al nivel nacional, bajo la dirección de la Gerencia Nacional quien dependerá directamente de la Rectoría al mismo nivel jerárquico de las Vice-rectorías. La Rectoría, con el apoyo del Director Administrativo, sustentó la propuesta y aclaró que el costo adicional de más de $160 millones con respecto a la estructura actual, se absorbe con un porcentaje mínimo del ahorro a que dio lugar la reciente supresión de unos cargos vacantes. Igualmente se aprobó   realizar un seguimiento al montaje de esta reforma, para lo cual la Rectoría se comprometió a presentar   un informe en el término de tres meses.

Al respecto, la representación profesoral consideró que el esquema propuesto es válido para lograr el   propósito de articular adecuada y racionalmente todos los procesos y servicios de soporte logístico del área, evitando la duplicidad de funciones que hace tan tortuosa la gestión administrativa en las dependencias académicas. Además consideró absolutamente legítimo este rediseño de la estructura organizacional como una forma de lograr que la administración esté al servicio de la academia. Añadió que, erróneamente, siempre se creyó que la administración debía estar, obviamente, supeditada a la academia pero que ello implicaba que el ideal era tener un cuerpo administrativo de muy bajo perfil, cuando lo que debía hacerse era reclamar una administración moderna, de alto nivel y con excelentes recursos tecnológicos, que verdaderamente diera soporte a la gestión en los procesos misionales. Siempre ha sostenido el representante profesoral, que los académicos suelen mirar a la administración con desdén sin comprender que eso es lo que la condena a su bajo desarrollo. (No sobra recordar que muchos excelentes académicos son pésimos administradores. En ese sentido, la administración no se   puede improvisar; por el contrario, el desarrollo de la capacidad de gestión de las organizaciones también tiene que abordarse en la Universidad,   no sólo como asunto primordial para la buena marcha de la institución sino como asunto estratégico para el desarrollo nacional).

Consideración en primera vuelta de la reforma del proceso para el nombramiento de Rector.

Se aprobó un proyecto de Acuerdo que reforma el numeral 5 del artículo 7 del Estatuto General en el cual se establece como función del CSU el nombramiento de Rector, así: Texto anterior: "Nombrar al Rector General para un período de tres años. Para estos efectos el CSU reglamentará el nombramiento del Rector General observando los criterios de consulta previa a la comunidad académica, de libre y amplia discusión de los planes y programas presentados por los candidatos, y de análisis y valoración de sus calidades académicas." Nuevo texto: "Nombrar al Rector General para un período de tres años. Para estos efectos el CSU reglamentará el nombramiento de Rector General observando los criterios de consulta previa a la comunidad académica, de los planes y programas presentados por los aspirantes, y de análisis y valoración de sus calidades. El cargo de Rector General sólo se podrá ejercer de forma consecutiva hasta por dos períodos".

Así mismo, se aprobó el Acuerdo reglamentario del proceso según el cual se establecería un sistema de apoyo a los candidatos (que podría ser voto electrónico secreto) para definir un umbral mínimo que legitime la inscripción de cada candidato. Los umbrales propuestos son: a) 100 profesores; b) 200 estudiantes de pregrado o postgrado; c) 300 egresados; d) 300 profesores, estudiantes y egresados, combinados. Los nombres   de los aspirantes que alcancen el umbral serían sometidos a votación en los Consejos de Facultad donde cada miembro podría votar por tres nombres, y de la consolidación de ese proceso a nivel nacional se   seleccionarían los cinco candidatos que obtengan un mayor respaldo para ir al CSU para la selección definitiva.

La representación profesoral consideró que el sistema de respaldo, así fuera mediante voto electrónico secreto, no debía ser sometido al proceso de corte para establecer un umbral, sino que   debía tomarse con el número total de votos. La creación de esa especie de colegio electoral en que se constituirían los Consejos de Facultad parece interesante; sin embargo, dado que el profesorado (a través del Comité Nacional de Representantes Profesorales) manifestó enfática y explícitamente que el mejor sistema era la consulta mediante voto secreto, el representante profesoral votó negativamente el proyecto de Acuerdo. El representante de los estudiantes se abstuvo.

Convocatoria al proceso para designación de decano de la Facultad de Medicina Veterinaria y Z. para el período que termina el 30 de abril de 2006. La convocatoria se   aprobó con un ajuste en las fechas, sugerido por la Representación Profesoral para facilitar el sistema de inscripción. Dado que el sistema actual involucra el sistema de recolección de firmas, el Representante Profesoral se abstuvo de votar. Igualmente el Representante Estudiantil.

Voto electrónico para elección de representantes estudiantiles a los consejos de facultad. En Acuerdo anterior se había definido que el sistema a emplear para estas elecciones iba a ser el voto electrónico. Dado que, al parecer, no se alcanzaría a montar el sistema, se hace necesario derogar dicho acuerdo y expedir uno nuevo con un parágrafo en el que se defina que el sistema de votación será electrónico o físico. El calendario es el propuesto por el Representante Estudiantil.

Proyecto de acuerdo sobre la constitución de póliza de garantía para poder aplicar a comisión de estudios. La Representación Profesoral, en cabeza del representante profesoral principal, se había comprometido a presentar una propuesta que obviara las dificultades que se están presentando para la constitución de dicha póliza. Se presenta una propuesta en la que se establece la alternativa de firmar un pagaré que asegure los mismos montos cubiertos por la póliza, por parte del docente comisionado y un codeudor. Se requiere efectuar consulta jurídica sobre si sí es posible reemplazar la póliza por un pagaré pues se sabe que, al menos en el sector privado, no es corriente que se acepte. Adicionalmente se comentó que, además de la garantía obligatoria   para asegurar la inversión que la Universidad realiza con la formación del docente por el tiempo de la duración de la comisión, también se hace necesario garantizar el tiempo de servicio que se exige posterior a la comisión (el doble del tiempo de la comisión), por lo cual, incluso, habría que pensar en una segunda póliza.

Igualmente se analizó la circunstancia de que muchos docentes no concluyen los estudios que contractualmente se han comprometido a realizar durante la comisión o regresan sin el respectivo título. En el Estatuto de Personal Académico no se estipula claramente cómo proceder en esos casos. En resumen, se requeriría una previsión de sanción por el incumplimiento de los compromisos adquiridos con la comisión de estudios y una previsión para proteger la inversión que realiza la universidad.   En consecuencia, se aprueba en una primera instancia la alternativa del pagaré, sujeta a la viabilidad jurídica y práctica de la misma. Para éste y los otros aspectos señalados será necesario solicitar concepto al Comité Nacional de Representantes Profesorales.

Asuntos de Consejeros

El Representante Estudiantil comenta el problema que se está presentando con los trabajos de grado. El tratamiento que se les está dando   como una asignatura más, ha traído como consecuencia que muchos estudiantes estén perdiendo la calidad de tales cuando no alcanzan a terminar su trabajo de grado antes del tiempo estipulado (tres semestres).   Aunque la norma es de hace muchos años, sólo ahora con el montaje del SIA se ha vuelto crítica y se está aplicando rigurosamente. Se discute ampliamente sobre los trabajos de grado y sus implicaciones sobre la formación de investigadores. Se sugiere enviar el asunto al Consejo Académico para que este estudie una posible ampliación de 1 semestre para evitar la salida de estudiantes por esta circunstancia.


Número Ocho- Agosto de 2004