Debates:

Plan de Desarrollo 2004-2006

Por los Profesores de UpinióN

Pensar y diseñar el derrotero que la Universidad Nacional de Colombia seguirá en el próximo decenio, implica reconocer todas las formas de vida académica que se dan al interior de la misma y validar el papel de la Universidad como uno de los principales agentes en la construcción de la Nación Colombiana. Para ello, es importante contar con datos mensurables cualitativa y cuantitativamente, sobre los logros del Plan Global de Desarrollo 1999-2003 y los cambios en las relaciones internas y externas que justifiquen la nueva propuesta. Otro elemento que es fundamental en el diseño de un plan de desarrollo es la participación de la comunidad académica, pero no de manera exclusivamente formal - Claustros y Colegiaturas- sino en la construcción colectiva del mismo. La omisión de cualquiera de estos actores, de quienes depende en gran medida la ejecución del plan, conlleva a un rechazo al darse premisas por supuestas en vez de llegar a ellas gradual y colectivamente.

El Plan de Desarrollo de La Universidad Nacional de Colombia presentado para el periodo 2004-2006, propone como eje del quehacer Institucional "La Política de Innovación Institucional mediante un paso resuelto a la investigación" y señala para su ejecución una serie de programas y proyectos, al respecto de los cuales, nos permitimos hacer las siguientes consideraciones:

 

I    Participación de la Comunidad Académica en su elaboración

La elaboración de un plan de Desarrollo que tiene de base la reflexión, la participación y una construcción colectiva, le asegura a cualquier Institución el compromiso de la comunidad que la conforma, no solo con los objetivos que se han propuesto sino que, por la legitimidad que alcanza, logra establecer una fuerza interna alrededor de la misión institucional, lo que asegura en buena parte los logros esperados. En el caso de la Universidad Nacional de Colombia ese compromiso institucional lo es también, por razón de su misión y por el compromiso que tiene con la Nación Colombiana.

La historia de los planes de desarrollo en la Universidad Nacional de Colombia, nos ha dejado como experiencia que cuando estos, se han elaborado de manera unilateral, han sido planes con planteamientos seguramente muy interesantes, pero desconocidos por la comunidad académica, lo que ha incidido no solo en su ejecución, sino que han dificultado el crear una cultura de la participación y de la responsabilidad que conlleva.

El Estatuto General, Acuerdo 13 de 1.999, avanza en dejar como norma la participación de la comunidad académica en los procesos de gestión y establece para ello la modalidad de claustros y colegiaturas los cuales fueron convocados y en efecto avanzaron no solo en el análisis del Plan Global de Desarrollo sino en la discusión de las propuestas de la actual Rectoría, sin embargo, estos acuerdos son desconocidos o por lo menos no aparecen en el documento presentado, por eso no es claro el significado de, ":... proviene de la propuesta de la actual Rectoría cuyo debate y enriquecimiento estuvo a cargo de la comunidad académica de la Universidad en el ámbito de participación de los Claustros y las Colegiaturas...", no quisiéramos creer que con esta afirmación se pretende entonces, validar un plan de desarrollo elaborado a espaldas de la comunidad que lo debe asimilar y ejecutar.

 

II. En cuanto a los lineamientos:

Uno de los puntos centrales del Plan de Desarrollo hace relación con: " Redefinir la capacidad de presencia nacional que la Universidad puede ejercer en el territorio se basa en la necesidad de generar un impacto real en el aumento de la calidad de la educación superior colombiana y en el nivel de productividad de sus instituciones. Significa que la Universidad oriente su esfuerzo básicamente en cuatro direcciones:

1. A establecer asociaciones de cooperación con las universidades públicas para aumentar   el nivel de formación de sus docentes mediante programas dirigidos específicamente a sus necesidades y apoyar la instalación de la capacidad de investigación de acuerdo con los perfiles de cada institución.

2. A fortalecer la investigación en las sedes de presencia nacional, es decir San Andrés, Leticia y Arauca.

3. Al diseño de un sistema general de extensión y educación continua derivado de una política integral que permita racionalizar la función y garantizar el efecto de sus resultados en el país.

4. A elevar el nivel de reflexión en la problemática colombiana, con énfasis en dos áreas de conocimiento: Medio ambiente y sociedad y derechos humanos y convivencia pacífica".

El carácter Nacional de la Universidad (Decreto 1210 de 1993) hace referencia a que tiene como ámbito de proyección el territorio nacional, hace partícipes de los beneficios académicos a los distintos sectores sociales que conforman la Nación, y a que se le ha otorgado un papel central en la construcción de la unidad Nacional mediante el estudio y enriquecimiento del patrimonio cultural, natural y ambiental del país, el análisis de los problemas nacionales y la formulación independiente de soluciones a los mismos (Plan Global de Desarrollo 1999-2003).

La Ley 191 de 1995, en concordancia con la Constitución Política, reglamenta lo concerniente al desarrollo económico, social, cultural, científico y tecnológico de las regiones fronterizas del país. En este marco, la Universidad Nacional de Colombia, formula la llamada "Política de Fronteras", mediante la cual hace presencia en diferentes regiones del territorio nacional, especialmente donde el Estado aparece con timidez. (1)

El Rector Guillermo Páramo pone en ejecución esta política de fronteras con la creación de las sedes de Arauca mediante Acuerdo 40 de mayo de 1996 de C.S.U.; La Sede San Andrés mediante Acuerdo 6 de 1997 y   fortalece la sede de Leticia creada en 1994. Es de anotar que el reto   común en estas nuevas sedes se centró en la proyección de la investigación, enfocada a dar respuesta a las problemáticas regionales dentro de un marco de alianzas estratégicas con instituciones locales, regionales, nacionales e internacionales. (Ibid)

El Plan de Desarrollo 1999-2003 orienta la acción institucional hacia el diseño e implantación de una red de alianzas estratégicas en los órdenes regional, nacional e internacional; plantea como política prioritaria la Presencia Nacional, estrategia que "...busca ligar expresamente a la universidad con un proyecto nacional equitativo y de desarrollo sostenible, ...." lo cual implica, para la Universidad Nacional de Colombia, contribuir desde lo académico en las propuestas de solución a las problemáticas del país y a la construcción de nación. En este sentido la Universidad "...privilegiará la promoción del cambio cualitativo, y de cobertura del sistema educativo, en permanente diálogo con las transformaciones e innovaciones del mundo científico-técnico...." (Plan Global de Desarrollo 1999-2003...)

De otro lado, la   Universidad Nacional de Colombia,   por ser la universidad pública de mayor importancia, ha asumido como   una de las responsabilidades dentro del sistema educativo colombiano, el fortalecimiento de la educación pública bajo parámetros de universalización de la educación de calidad del SUE, en el conjunto de universidades públicas, entre otros, (Ibid pag 89 y pag 110).  

Como lo hemos venido anotando, la elaboración de un plan de desarrollo debe responder mínimamente, a una valoración de la situación que se pretende cambiar o fortalecer, sin embargo, hasta el momento no se conoce una evaluación de los desarrollos que esta estrategia ha tenido, y que por tanto justifiquen o fundamenten su redefinición, máxime cuando en torno a los campos de acción y a los desarrollos de las Sedes de Frontera se han hecho avances importantes. Surge entonces una pregunta:   ¿por qué, si jurídica e históricamente el carácter nacional de la Universidad, nos pone en sincronización real con la Nación Colombiana, el plan de desarrollo 2004-2006 pretende reducir, uno de los mayores retos de la Universidad?. No desconocemos la importancia de los cuatro puntos propuestos pero, insistimos, en que además de quedar cortos para llenar de sentido el carácter Nacional de la Institución frenan el avance que esta estrategia ha tenido.

 

III Dar un paso resuelto a la investigación avanzada sin abandonar los elementos positivos, pertinentes y vigentes de la universidad profesional.

Las   publicaciones   "Investigación Fundamentos para la Universidad Nacional del siglo XXI" y "Investigación en la Universidad Nacional de Colombia una mirada desde las Sedes", realizada por la Dirección Nacional de Investigación, recoge el primero de ellos, aportes de académicos con diversas miradas frente a la investigación y el segundo un diagnóstico muy aproximado de la producción en las diferentes sedes de la Universidad. Estos fueron dos de los documentos base para la discusión de la política académica en el encuentro intersedes realizado en 1998.

La calidad y pertinencia académica es una   de las cinco estrategias del plan de desarrollo 1999-2003, de la cual vale la pena compartir los avances relacionados entre otros con la creación de programas de postgrado: maestrías y doctorados y la consolidación de los que se estaban iniciando; la creación de programas de pregrado y la articulación de estos con los postgrados.

Acorde con lo establecido en el Decreto 1210 de 1993 y en el Estatuto General, la investigación ha sido para la Universidad Nacional de Colombia una actividad fundamental para la construcción permanente de país, propiciando que el arte, la cultura, la ciencia y la tecnología, se incorporen en la estructura social a fin de que contribuyan a mejorar la calidad de vida en la sociedad. Por tanto, la generación y recontextualización del conocimiento en campos avanzados de las ciencias, la técnica, la tecnología, el arte y la filosofía constituye la columna vertebral de la investigación que se ha realizado en los últimos años en la Universidad.

En este marco y como insumo para avanzar en los desarrollos   de esta área, es importante conocer como desde y a través de los procesos investigativos en la última década se ha fortalecido el abordaje interdisciplinario, como una forma de armonizar las funciones de formación-extensión e investigación; se ha reconocido la creación artística, así como la producción y re-creación (cine, música, teatro) de creaciones artísticas existentes como un escenario para la formación de recursos humanos; se han financiado proyectos de investigación y se ha apoyado a grupos con notoria eficiencia en la formación de investigadores; se está consolidando y articulando la investigación con los programas de formación de recursos humanos (especialmente programas de maestría y doctorado) y con los proyectos de extensión; se han promovido, desde la investigación, vínculos más reales y específicos entre los profesores y estudiantes que se materializan en la generación de programas y proyectos de investigación; se han fortalecido los intercambios académicos de profesores y estudiantes y con ello la articulación internacional de la investigación a partir del apoyo a los programas de postgrado de la Universidad. Finalmente se ha impulsado la construcción de una comunidad investigativa mejorando los procesos académico, financiero y de gestión en las actividades de investigación.

Los resultados y productos que emanan de estos procesos circulan socialmente como elementos que orientan y asesoran al Estado en los órdenes científico, tecnológico, técnico, cultural y artístico haciendo partícipes a los sectores sociales que conforman la nación colombiana de los beneficios académicos obtenidos.

Es importante señalar que se había consolidado la asignación de los recursos financieros para apoyar actividades de investigación, en todas las sedes, a través de convocatorias mediante las cuales los proyectos se elegían con base en criterios de calidad, pertinencia social y académica, viabilidad y visibilidad. Para ello, se diseñó un sistema de evaluación por pares académicos, dentro de los contextos específicos, en el que se privilegiaba lo público y se hizo énfasis en los compromisos y productos de la investigación así como la armonización entre las funciones de investigación, docencia y extensión. Así se crearon y surgieron convocatorias como las de semilleros de investigación, pléyade, prometeo, investigación sobre la Universidad, y apoyo a proyectos de investigación, entre otros.

La convocatoria DINAIN 2000 se convierte en un paso sólido en la búsqueda de caminos de encuentro entre lo conceptual y lo real, entre lo regional y lo nacional y la respuesta concreta de la comunidad de investigadores a la construcción real de programas institucionales alrededor de los Campos de Acción Institucional. Es de anotar que el campo de Desarrollo Tecnológico obtuvo el mayor porcentaje de propuestas financiadas. En total se presentaron en este campo de acción 127 propuestas en las tres categorías, de las cuales se financiaron 51 propuestas que equivalen al 40%. Asimismo en el campo Ambiental se presentaron 86 propuestas y se financiaron 32 (37%), en general en promedio en todos los campos de acción se financió el 30%. En esta convocatoria se pudo constatar que existían vacíos considerables en los campos de Derecho, Ética y Justicia y Educación ya que solamente tuvieron un proyecto financiado. Esto indica la necesidad de desarrollar acciones concretas que incentiven la presentación de propuestas en estos dos importantes campos de acción.

Los datos expuestos son tan solo una muestra de cómo en La Universidad Nacional de Colombia, la investigación ha sido un propósito desde tiempo atrás, con inversión financiera, con grandes esfuerzos humanos y con resultados concretos, de tal manera que es indispensable evaluar los avances, logros y debilidades para que con base en situaciones reales, se puedan plantear las nuevas propuestas del plan de desarrollo y se formulen las políticas pertinentes.

 

IV En busca de ampliar la cobertura real en equilibrio con la calidad de la educación

Programas de educación virtual....

La Universidad ofrece una gama de cursos virtuales, en general para estudiantes que asisten y los reciben en el campus, además de las especializaciones que se ofrecen preferencial aunque no exclusivamente bajo esta modalidad, por tanto son de   resaltar los avances que se han realizado. Pero este es un camino por el que falta mucho por recorrer. Por tanto, solo es mediante el impulso continuo a este tipo de propuestas que es posible mejorar.

Además, es necesario tener en cuenta que la universidad virtual puede ser un pilar para avanzar, pero que ella no puede ser la base para ampliar la cobertura en la Universidad Nacional que se precia de ser la mejor universidad del país, que aspira a contribuir en la formación de un nuevo país y tiene como responsabilidad la defensa de lo público. Es por ello necesario no olvidar que una de las funciones básicas de la universidad, a mas de la formación profesional y disciplinar es la formación integral de sus egresados en aspectos que tienen que ver con lo ético, lo estético y el conocimiento y que este tipo de formación requiere de trabajo presencial amplio y permanente, donde los espacios compartidos y de inter relación retroalimenten los procesos de formación.

 

Grupos de Investigación

Como se ha venido reiterando en los párrafos anteriores, la investigación es una de las actividades en que la Universidad Nacional de Colombia ha puesto empeño, a través de su historia y en particular en la última década, pese a las dificultades económicas, logrando un importante acumulado histórico imposible de desconocer, razón por la que aquí insistimos en que por responsabilidad con la academia, con los recursos estatales y para cumplir con el objetivo de "Universidad de la investigación", es necesario partir de los avances que en este campo se han tenido, porque solo a partir de estos, es posible formular una propuesta que permita avanzar. Los siguientes son algunos datos que ilustran la situación del área de investigación en la Universidad Nacional.

Para el año 2000 Colciencias reconoció   734 grupos   de investigación en Colombia, de los cuales 113 pertenecían a la Universidad Nacional de Colombia (15.3%). En la última convocatoria de grupos de investigación que realizó Colciencias en el 2002, se presentaron 1702 grupos y se reconocieron 557 (32.7%) de ellos 97 grupos corresponden a la Universidad Nacional de Colombia   (17.4%) y 87 a la Universidad de Antioquia (15.6%)

 

Productos de la Investigación

Son múltiples los productos que resultan de los proyectos de investigación: publicaciones científicas, manuales, libros, ensayos, artículos de divulgación, catálogos, exposiciones, muestras, presentaciones en eventos científicos, tecnológicos, artísticos y culturales, fonogramas, audiovisuales, programas de radio y televisión, formación de recursos humanos a través de la realización de trabajos de grado y tesis, incorporación de los resultados de la investigación en los programas curriculares de pregrado y posgrado, asesorías y consultorías, programas de actualización en tópicos de particular interés para el sector productivo, gubernamental, etc.

Con la finalidad de evidenciar a lgunos de los productos obtenidos para las categorías II y III de la Convocatoria DINAIN-2000,   se muestran las figuras 1 y 2:

  Figura 1. Productos   de las tesis financiadas en la Categoría II de la Convocatoria DINAIN 2000.

Figura 2. Productos de los trabajos de grado financiados en la Categoría III de la Convocatoria DINAIN 2000.

 

La difusión en revistas indexadas de los resultados obtenidos en las actividades de investigación es un elemento fundamental para construir la visibilidad de lo que se hace y el impacto que generan los desarrollos obtenidos. En este sentido es interesante observar el desempeño que la Universidad Nacional de Colombia ha tenido en la Indexación de revistas publicadas por la Institución. Al finalizar el año 2002 se cerró la convocatoria de COLCIENCIAS para la indexación de publicaciones seriadas científicas y tecnológicas. La Universidad Nacional de Colombia, de acuerdo con los resultados preliminares obtuvo lo siguiente: 13 publicaciones de 48 indexadas en todo el país (27.0%) y Universidad de Antioquia 9/48 (18.7%). Actualmente existen 245 registros en Colciencias   y la Universidad Nacional de Colombia publica 41 de ellas (16.7%) y la Universidad de Antioquia 24 (9.8%). Es evidente que la actividad editorial de la universidad ha sido un factor determinante en la difusión y promoción de la investigación.

 

Doctorados

Los programas de doctorado que ofrece la Universidad Nacional de Colombia se presentaron al programa de Apoyo a la comunidad científica nacional a través de los programas de doctorado nacionales. COLCIENCIAS-SENA-ICFES. 2002, en él participaron, a nivel nacional, 34 programas de doctorado que ofrecen ocho universidades colombianas y tres programas ofrecidos interinstitucionalmente. Resalta la participación de la Universidad Nacional de Colombia con el mayor número de programas de doctorado, como se puede apreciar en la siguiente tabla.

Tabla 1: Instituciones que participaron en la convocatoria y número de programas que presentaron.

Institución

No. de Programas de Doctorado

Pontificia Universidad Javeriana

3

Universidad de Antioquia

6

Universidad de los Andes

3

Universidad del Valle

6

Universidad Externado de Colombia

1

Universidad Industrial de Santander

3

Universidad Nacional de Colombia

10

Universidad Pontificia Bolivariana

2

Esta Convocatoria incluyó tres grandes rubros de financiación: apoyo a infraestructura, movilidad de investigadores y créditos condonables para estudiantes.

  En el rubro de infraestructura física,   la solicitud total hecha a Colciencias - Sena - Icfes por todas las instituciones que se presentaron a la convocatoria, ascendió a $12,561,564,887; de los cuales fueron aprobados un total de $4,418,483,000. La figura 3 muestra los montos aprobados por institución y el porcentaje con respecto al total aprobado. Se observa que a la Universidad Nacional de Colombia se le asignaron $1,654,466,000 superando a la segunda institución, la Universidad de Antioquia en un 15.71%.

Figura 3: Montos y porcentajes aprobados para infraestructura por institución.

Movilidad de Investigadores: Los programas de doctorado presentados por las diferentes instituciones realizaron una solicitud que ascendió en total a $3,328,530,450 y en conjunto recibieron un apoyo de $648,147,000 lo que quiere decir que se financió únicamente el 19.47% del monto total solicitado A la Universidad Nacional de Colombia se le asignaron $182,334,000 (28.1%)

 

COMO FORTALECER EL PROCESO Y HACERLO EFICENTE

 

V. Proyecto de reestructuración de la carrera docente:

 

Relevo generacional

"...Comprende el diseño y puesta en marcha de un modelo de relevo docente que garantice el equilibrio permanente entre investigación y docencia, y permita generar una dinámica continúa de planeación para el reemplazo puntual de los profesores que se retiran. Tiempo de realización: 3 años...".

Frente a esta propuesta surgen algunas inquietudes: En primer lugar sería interesante conocer   si no el modelo, sí por lo menos los lineamientos   que le permitan vislumbrar a la comunidad académica la factibilidad para alcanzar el mencionado equilibrio.

Nuevamente se pregunta por la evaluación de los avances que la Universidad ha tenido en este programa, por ejemplo lo que hace   relación con las becas para estudiantes de maestrías y doctorados que les permitía a estos estudiantes desarrollar monitorias con el objeto de conformar semilleros docentes. Así mismo, es necesario evaluar el programa llamado "125 años" lo acontecido con él, sus desarrollos y dificultades, ya que allí aunque hubo logros, también es bueno recordar que se presentaron y aún se presentan problemas que es importante tener en cuenta en este momento. De todas maneras cualquiera que sea la decisión que se tome los ejes de desarrollo tanto en docencia como en investigación deben partir de lo que se tiene.

Aquí de nuevamente preocupa la contradicción que existe a través del documento en lo relacionado con las tres funciones básicas de la Universidad debido a que permanentemente la extensión se minimiza (reduciéndola a consultorías), o desaparece como en este caso.

 

Programa de Aseguramiento de la Calidad de la Educación

La Universidad Nacional de Colombia conforme al   Acuerdo 1210 de 1993 diseñó un modelo de Acreditación Institucional basado en tres momentos: _ La autoevaluación   la cual se adoptó   mediante Acuerdo 023 de 1999 del CSU como un proceso único de sus programas académicos, común a todas sus sedes, unificado, coherente, integral, flexible y participativo. Este proceso comprometió a la Institución en su conjunto y permitió que al iniciar la administración actual estuvieran listos para acreditar cumpliendo con todos los requisitos 25 programas académicos, razón por la cual hoy le preguntamos a las Directivas por los argumentos que sustentaron la suspensión de un proceso en el que se invirtieron recursos importantes y porqué no se logró la acreditación de estos programas,   a pesar de que ellos cumplían con las exigencias requeridas inclusive a nivel internacional? Hoy esos documentos están desactualizados y sin explicación se deberá iniciar un proceso nuevo. Adicionalmente, vale la pena tener en cuenta que la mayoría de los programas habían o estaban terminando la autoevaluación, no solo en la sede Bogotá sino en todas las sedes.

El plan de desarrollo 2003-2006 propuesto por la actual administración en el punto 5.2 plantea: "El balance institucional, económico y social del modelo de acreditación diseñado por la Universidad, determinó la decisión de ingresar al sistema nacional de acreditación y de reforzarlo mediante la solicitud formal de su inclusión al Consejo Nacional de Acreditación, CNA. La decisión de la Universidad contribuye a impulsar la importancia de fortalecer la calidad de la oferta curricular y consolidar la práctica de la revisión, ajuste y mejoramiento continúo, mediante procesos propios inscritos en el marco de los parámetros establecidos por el sistema nacional de acreditación".

Lo anterior permite preguntar a las Directivas actuales por "el balance institucional, económico y social...."?,   Qué pasó con los avances e inversión de la Universidad en este proceso? Cuáles son los argumentos que permiten modificar procesos académicos de esta envergadura? Y al igual que en otros temas, consideramos que la Universidad tiene la potestad de redimensionar y modificar los procesos académicos, es su responsabilidad, pero insistimos que debe hacerlo a partir del análisis de lo ejecutado y de la argumentación que sustenta los cambios propuestos.

 

Formación de docentes:

".... el número de profesores que cumplen sus requisitos para pensionarse en el período que cubre este Plan Global de Desarrollo: 540 en el 2004 (1), 157 en el 2005 y 117 en el 2006. Aunque con este grupo, la Universidad perdería 98 doctores y 298 maestros que deben reemplazarse, es importante considerar que saldrían es importante considerar que saldrían 248 profesores cuyo máximo nivel de estudios es el pregrado, que evidentemente darían paso a nuevos docentes con un nivel de formación más alto, de manera que la renovación de la planta podría mejorar significativamente la composición de perfiles que la ha caracterizado en los últimos años....".

Aquí de nuevo se olvida la historia ya que no se tiene en cuenta que las instituciones son construcciones donde sería absurdo negar   los aportes de cientos de maestros que sin tener Doctorados han logrado posicionar la Universidad y son los artífices de la formación de las nuevas generaciones que hoy exige la modernidad, Se subvalora a los docentes que solo se han dedicado a la docencia aunque en un aparte habla de la creación de incentivos para la docencia   pobres argumentos estos para afirmar que con la salida de muchos de ellos "...podría mejorar significativamente..." . Es importante preguntar si la experiencia, la dedicación, la identidad con la Institución de muchos de ellos no valen como elementos indispensables para la Institución. Sí, es importante hacer ajustes, pero señores, recuerden el peligro de las generalizaciones y no olviden que aquello que se desecha aquí, es considerado un patrimonio valioso en otras   instituciones también de prestigio.

 

 

VI. MEJORAR LA CALIDAD DEL ESPACIO UNIVERSITARIO Y DE SU INFRAESTRUCTURA DE SOPORTE

 

Programa de Infraestructura para el Desarrollo de la Investigación

"El Hospital Universitario, como proyecto prioritario de la Universidad Nacional, debe entenderse no sólo como el diseño y construcción de una edificación, sino más bien como la constitución de una red de instituciones de salud de diversos niveles de complejidad en los que se generan y auspician escenarios de formación e investigación..."

"El gran desafío para la Universidad Nacional es el de desarrollar un proyecto de Hospital que siendo administrativamente independiente y financieramente viable al largo plazo, esté en condiciones de prestar servicios de salud de alta calidad, al tiempo que desarrolla su misión formadora e investigativa"

"...El hospital será regentado por una Junta Directiva de la cual hace parte la Universidad. Sin embargo, el hospital operará como una unidad funcional separada y autónoma, con independencia administrativa y financiera de la universidad...".

" Por otra parte la sobreoferta de servicios de salud hace que, en sólo Bogotá, haya ocho instituciones hospitalarias de tercero y cuarto nivel -la gran mayoría públicas- con sus instalaciones vacías, algunas de ellas incluso con su dotación completa. Este hecho hace injustificable que la Nación Colombiana a través de la Universidad, invierta recursos en la construcción de infraestructura hospitalaria. La situación puede variar, sin embargo, en los años venideros..." .

"...Operación : La Universidad, como ente educativo, tiene dificultad para administrar una institución de prestación de servicios de salud de las dimensiones de un hospital, mucho más cuando éste se encuentra inmerso en el entorno actualmente vigente...".

"...La infraestructura Física: La construcción de un hospital nuevo no parece una estrategia viable en el momento actual en el que existe un alto grado de incertidumbre sobre el futuro comportamiento de la normatividad en la prestación de servicios de salud..."

"..De otra parte, es preciso además adelantar una estrategia legislativa que aporte a la ley colombiana definiciones nuevas sobre el tema "hospital universitario" y contribuya a la discusión de las futuras reformas a la ley sobre recurso humano en salud y a la propia ley 100 de seguridad social..."

Las premisas anteriores son algunas de las argumentaciones en torno al futuro del Hospital Universitario, las que además de llamar la atención, permiten reflexionar frente a la posición un tanto dubitativa, por no decir contradictoria, en relación con los argumentos planteados en el Plan de Desarrollo 2003-2006 para justificar la construcción de un hospital universitario: Si bien, hemos considerado indiscutible la necesidad de contar con espacios que permitan el desarrollo académico de las profesiones de la salud, nos sigue preocupando la falta de claridad para resolverlo: En primer lugar, consideramos que, por los alcances académicos, económicos y administrativos la comunidad que conforma la Universidad, debe tener la claridad suficiente en relación con si se va a construir o no un hospital, esto debido a que por un lado se hace la afirmación siguiente: "...no sólo como el diseño y construcción de una edificación, sino más bien como la constitución de una red ....", y a través del documento se objeta la construcción. La premisa central y los desarrollos posteriores   conducen a pensar que la construcción será una realidad, de tal manera que es importante aclarar si el   " no solo " quiere decir que se va a construir y si así es, cobra vigencia entonces la pregunta con qué recursos? Y suponiendo que se cuente con ellos, surge otra pregunta cómo se va a administrar?

 

Nuevamente se insiste en   construir un Hospital universitario con modelos de gestión idénticos a los ya experimentados: " se requiere un operador externo..." y que demostraron dificultades. Se propone un modelo de administración similar al experimentado en la Clínica Santa Rosa,   entonces, la pregunta es qué ha cambiado en el modelo de gestión que permita garantizar que lo que se dice que no funcionó en una institución, pueda funcionar en otra con las mismas características?. Vale la pena invertir una suma extraordinaria para no garantizar su manejo? Qué ha cambiado en relación con la experiencia de la Clínica Santa Rosa? Qué diferencia habría entre construir un hospital y hacer un convenio como el de Cajanal si el problema no es de planta física?, Se considera entonces, que el problema   radica más en el modelo de gestión,   de concepción y de legalidad, que en lo relativo a lo físico.

Aquí de nuevo insistimos en la necesidad de contar con un estudio de factibilidad, donde se haga explícita la propuesta académica con las responsabilidades específicas en el contexto de la Ley 100, que supere lo puramente económico y las dificultades que causaron el fracaso con La Clínica Santa Rosa, por eso de nuevo se considera que un plan de desarrollo tiene como responsabilidad inicial la elaboración de una evaluación o diagnóstico situacional juicioso que le permita sobre bases sólidas hacer propuestas que, además de ser avances, proteja los recursos del Estado y evite caer en los errores ya cometidos.

 

Estructura del Presupuesto de la Universidad

La situación de la vigencia 2004

Las apropiaciones presupuestales que han sido previstas para la Universidad en la vigencia fiscal de 2004, frente al   mínimo legal que le corresponde a la institución en cumplimiento de la Ley 30 de 1992 arrojan un déficit de $62.680 millones de pesos de los cuales corresponde a gastos de funcionamiento $61.508 y a inversión $ 1.172 millones de pesos de los cuales en la adición que el gobierno nacional presentará   a consideración del Congreso solo se ha estimado un monto $ 39.741 millones de pesos.

Este punto es entre otros el más preocupante debido a que de hecho es imposible desarrollar siquiera en mínima parte lo planteado pero lo que es aún más preocupante es el déficit de 62.680 millones de pesos. Para la comunidad de la Universidad es prioritario conocer de palabra de las directivas qué hizo que esto se produjera, se hace indispensable conocer de manera comparativa el estado presupuestal en abril del 2003 y los desarrollos posteriores, de manera que se logre tener claridad frente a este punto tan delicado. De igual manera es importante conocer entre otras la gestión administrativa frente al SUE, y frente a los dineros de Colciencias para   los doctorados.

Los planteamientos anteriores son tan solo algunos elementos que pretenden aportar al análisis relacionado con las contradicciones y las incoherencias encontradas a través del documento aprobado como plan de desarrollo 2004-2006. Es importante ustedes lectores puedan enriquecerlo con sus contribuciones.

(1) A partir del 1º de abril de 2004. Datos de la Dirección Nacional de Personal


Número Ocho- Agosto de 2004